Los magos españoles se toman a Italia

Los magos españoles se toman a Italia, sino comprueba lo que estos magos Barcelona están haciendo por la tierra del Spaguetti. Así se podrán celebrar las dos versiones del Día Internacional del Mago por allá, a ritmo de jota y pasodoble. Mejor que una fiesta anual son dos.

Muchos magos escogen celebrar el 31 de enero, pero otros se deciden por el 31 de octubre, para a la par, homenajear la vida y obra de Harry Houdini, fallecido un día como este de 1926, en curiosa coincidencia con la celebración de Halloween o Día de Brujas o Víspera de Todos los Santos, asentado en la añeja tradición celta del Samhain (Año Nuevo Celta, sincronizado con el fin de la cosecha).

Nacido Erik Weisz, en la Budapest de 1874 (capital de la actual Hungría, entonces Reino de Hungría, parte del Imperio Autrohúngaro), quien inmortalizaría el nombre de Houdini, emigró con su familia a los Estados Unidos a los cuatro años de edad, y en su adolescencia buscó fortuna en los circos ambulantes, donde ajerció de trapecista, a la par que estudiaba magia, con las memorias del famoso mago francés Robert-Houdin como guía. El escapismo fue la especialidad que lo llevó a la fama mundial.