El lenguaje no lingüístico que debe proyectar un futbolista

En la terapia de pareja hay que tener tanta paciencia como un futbolista en el campo cuando intenta coger las señas del otro, pero sobre todas las cosas, tiene que estar atento y jugar en equipo.

¿Cómo hace un futbolista para comunicarle algo a su compañero de equipo, sin que los demás en el fragor del partido lo perciban? Pues por increíble que parezca, estos muchachos que pueden correr más de 90 minutos sin pararse, sin descansar, tienen sus mañas para comunicarse entre ellos.

Las señas, determinadas acciones mediante el uso de las manos, de los brazos, de la propia camiseta, son algunas de las expresiones no verbales que usan para saber qué piensa uno o qué necesita el otro.

Tocarse determinadas partes del cuerpo en momentos cruciales de un partido, puede significar que la ofensiva ha llegado, o que el pase será para este jugador y no para el otro.

Son detalles que solo quienes trabajen en equipo y en el terreno comprenderán, pues este es un lenguaje que nada tiene que ver con las palabras, pero tiene mucho para decir, y lo mejor es que cada uno de ellos, sabe gracias a esa habilidad corporal o señas, que quiere, necesita o va a hacer su compañero.